TRENTO, la ciudad: Diario viaje

La ciudad de Trento invita a pasar y quedarse. Su armonía y belleza son sólo una parte de lo que ofrece. Se respira cultura e historia en este lugar a donde volvería, si fuera por mí, todos los años.

 

Cómo extraño caminar por las veredas empedradas impolutas de Trento, mirar entre sus calles y siempre ver a alguien andando en bicicleta tranquilamente. Comer sus comidas típicas, tomar cerveza alemana.

 

Una calle, cerca del lugar donde nos alojábamos. Montañas en el horizonte.
Una calle, cerca del lugar donde nos hospedábamos. Montañas en el horizonte.

 

Hoy te quiero hablar de Trento, porque es un lugar hermoso, y no conozco mucha gente que haya ido. Trento es una ciudad de lagos y castillos, rodeada de montañas y valles. Ofrece actividades deportivas como bicicleta, esquí, trecking, escalada, y en el Lago di Garda, windsurf. Se caracteriza por ser una ciudad rodeada de la naturaleza más pura y llena de cultura. Es una de las provincias de la región de los Dolomitas, cadena montañosa que a su vez es parte de los Alpes Orientales. Te invito a leer más acá.

Nuestro recorrido

En la Piazza Duomo, reconstruimos este pedacito de historia: en la foto está mi papá en una manifestación. No me pregunten de qué exactamente, algo sobre derechos de los trabajadores. Si alguna vez logro averiguarlo bien, tal vez escriba sobre eso.

 

Reconstrucción de una historia; Siguiendo las pistas de mi papá.
Reconstrucción de una historia; Siguiendo las pistas de mi papá. Es el que se ve en la 2da fila al medio y mira directo a cámara.

 

Piazza Duomo es la plaza principal de Trento, allí se encuentran la Catedral de San Vigilio, la Fontana di Nettuno y en uno de sus extremos la rodea Via Belenzani con sus frescos característicos en los muros de la casa Cazuffi-Rella y, siguiendo por la misma calle, el Palazzo Gremia.

 

Case Cazuffi-Rella, con sus frescos.
Case Cazuffi-Rella, con sus frescos, y un tentador café para sentarse a disfrutar de la plaza principal de la ciudad.

 

Piazza Duomo, un sábado de primavera por la mañana.
Piazza Duomo, un sábado de primavera por la mañana. Nuestro último día en Trento  :´(

 

Más delante, también por Via Belenzani, se encuentran el Palazzo Quetta Alberti-Colico y el Palazzo Thun donde actualmente funciona la Municipalidad. Llegando al final de esta calle, en el cruce con Via Roma, se encuentra la Chiesa di San Francesco Saverio.

 

Muchos elementos en la foto: Via Roma, adelante se ve la entrada al Municipio, al fondo está la Iglesia de San Francesco Saverio. Lluvia, gente, los arreglos florales son por el festival de Economía que se estaba celebrando en la ciudad por esos días.
Muchos elementos en la foto: Via Roma, adelante se ve la entrada al Municipio, al fondo está la Iglesia de San Francesco Saverio. Lluvia, gente. Los arreglos florales son por el festival de Economía que se estaba celebrando en la ciudad por esos días.

 

Palazzo Thun, edificio histórico. Hoy funciona en este edificio el Municipio, centro político y administrativo de Trento.
Palazzo Thun, edificio histórico. Hoy funciona en este edificio el Municipio, centro político y administrativo de Trento.

 

Alejándonos un poco del centro, descubrimos el Parco Venezia y la Piazza Dante, en esta última se pueden apreciar varias esculturas, entre ellas, el Monumento a Dante Alighieri y la Escultura de la Familia Trentina tipo. También pasamos por Piazza Fiera, que en esa época del año estaba muy tranquila, pero tengo pendiente regresar alguna vez cerca de fin de año para visitar su mercado de Navidad.

 

Piazza Fiera, en el fondo el Palazzo Vescovo
Piazza Fiera, en el fondo el Palazzo Vescovo

 

Cruzando el Río Adige hacia el lado Oeste, llegamos al otro lado de la ciudad, donde se encuentra la iglesia de Sant Apollinare.

 

Río Adige
Río Adige

 

 

Continuamos caminando y encontramos un sendero para acceder al Doss Trento desde donde se puede observar la ciudad. Sobre la colina del Doss Trento se encuentra el mausoleo de Cesare Battisiti, un héroe de la Gran Guerra. En este lugar también están las ruinas de una basílica paleocristiana.

 

Subiendo al Doss Trento
Subiendo al Doss Trento
Mausoleo de Cesare Battisti, un héroe de la Gran Guerra.
Mausoleo de Cesare Battisti, un héroe de la Gran Guerra.

 

Ruinas de la Basílica Paleocristiana
Ruinas de la Basílica Paleocristiana

 

Además, nos subimos a la Funivia Trento Sardagna que nos llevó hasta el pueblo con el mismo nombre, Sardagna, que se encuentra a 600 metros sobre el nivel del mar. Si bien no hubo tiempo para recorrer el lugar, pudimos sacar unas fotos panorámicas.

 

Foto desde Sardagna en la que puede verse la Cattedrale di San Vigilio.
Foto desde Sardagna en la que puede verse la Cattedrale di San Vigilio.

 

Hay muchas cosas para hacer en Trento, mucha belleza que ver. Me quedo corta con un solo artículo para relatarte todo lo que hice y lo que me quedé sin hacer en esta ciudad y sus alrededores. Así que próximamente te contaré acerca de los museos de Trento y algunas cosas más.

Mientras tanto, podés ver más fotos de Trento en Flickr: Cecrito.

 

You may also like

3 comments

  1. Que buen viaje nos hiciste dar. A los que nunca fuimos nos motivaste a imaginar ese pedacito de Europa antigua tan prolija de veredas para tomar café. Que bueno. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies