Praga: Qué comer y tomar

PRAGA-qué comer y tomar

Al visitar un lugar con un idioma que no manejamos, puede ser difícil resolver cuestiones básicas como por ejemplo, qué comer y tomar. Esto puede suceder en Praga, ya que la mayoría de los hispanohablantes no manejamos el idioma checo.

Ojalá no te pase lo mismo que a nosotros, que llegamos a Praga y no sabíamos qué pedir para comer. ¡Con hambre es mucho más difícil pensar! Tomar fue más fácil…

Te presento esta guía para que sepas qué comer y tomar en Praga. Si estás por viajar a esta ciudad o a cualquier lugar de Chequia, te recomiendo leer esta guía para llegar orientado, y tenerla a mano para consultarla al momento de pedir en un restaurante. Al margen de esto, siempre se puede googlear, y muchos restaurantes en Praga tienen menú en inglés. Pero saber algo de antemano te va a ayudar con la decisión. Claro que hay mucha más variedad de platos típicos en esta hermosa ciudad, pero como no se puede abarcar todo, esta es mi recomendación de platos y bebidas.

 

Comer en Praga

Por practicidad vamos a empezar por los acompañamientos, ya que vas a verlos repetidos en muchos platos típicos. Te va a ser útil conocerlos desde el principio para no arrastrar la confusión a través de todo el menú.

 

Guarniciones o acompañamientos

 

Knedlíky: Rodajas esponjosas de harina o pan rallado y papa. Visualmente se parecen mucho a rodajas de pan, pero su sabor es un híbrido entre pan y papa, dados sus ingredientes. Se utiliza para acompañar los platos principales que suelen tener un sabor fuerte.

 

Chucrut: Se trata de repollo fermentado en sal. En otras zonas del ex Imperio Austrohúngaro, tiene un sabor más bien ácido. En Praga se prepara más bien dulce.

 

Bramborák: Son tortillas de papa, cebolla, huevo y harina.

Se utilizan como acompañamiento de platos más fuertes, aunque menos frecuentemente que los knedlíky.

 

Šopský salát: Tradicional ensalada cuyos ingredientes son: tomate, pepino, cebolla, pimiento y queso blanco.

 

Bramborový salát: Es muy parecida a lo que comunmente conocemos como ensalada rusa. Sus ingredientes son: huevo, papas, zanahoria, pepinillo, cebolla y salchichas.

 

 

Platos principales

 

Gulaš: Se trata del famoso goulash, pero en su versión checa. Es un estofado de carne con salsa de vegetales y especias. En todo el ex Imperio Austrohúngaro se come este plato aunque con las variaciones características de cada zona. El goulash más conocido es el de Hungría, cuyos ingredientes son casi los mismos que en el que comeremos en Praga; carne, pimiento, pimentón y cebolla. En Hungría lo preparan con zanahoria y carne exclusivamente vacuna, en Praga lo encontraremos sin zanahoria y la carne puede ser de diversos tipos. La diferencia entre ambos goulash es fundamentalmente el espesor de la salsa y el acompañamiento; en el plato de República Checa, la salsa será más espesa y se comerá acompañada de knedlíky.

 

Utopenec: Salchichas con pimiento, especias y cebolla frita.

 

Vepřo knedlo zelo: También llamado dorado de cerdo o asado de cerdo. Es carne de cerdo asada que se acompaña con albóndigas, knedlíky y col ácida (chucrut).

 

Vepřo knedlo zelo. Asado de cerdo con knedliky
Vepřo knedlo zelo o asado de cerdo con knedliky y chucrut. Foto de este plato típico de Praga tomada en U Knihovny.

 

Koleno: Es uno de los platos más típicos que se pueden comer en Praga. Se trata de codillo de cerdo marinado en cerveza negra que se sirve con vegetales y chucrut. También llamado knukle en inglés.

 

Svíčková na smetaně: Carne cortada en rodajas. Se sirve con una salsa de cema y verduras. Se acompaña con knedliky.

 

Řízek: Es un escalope de carne. Muy parecido a la milanesa argentina o al schnitzel vienés. Kuřecí řízek, de pollo. Vepřový řízek, de cerdo.

 

Kachna: Es tradicional en Praga comer pato. Se suele servir muslo de pato, acompañado por chucrut y knedliky.

 

Kachna, el tradicional pato de Praga servido con knedliky, salchichas y chucrut. La foto fue tomada en el bar restaurante U Fleku, de los mejores lugares para comer y tomar en Praga.

 

 

Klobasa: Es una salchicha tradicional de las zonas de República Checa y Eslovaquia.

 

Tatarák: Se trata de un bloque hecho con carne picada saborizada con especias.

 

Svíčková na smetaně: Lomo marinado en salsa de verduras. Se sirve con salsa de crema, arándanos, limón y knedlíky.

 

 

Sopas

 

Bramborová Polévka: Esta sopa lleva papa, zanahoria, apio, setas, ajo y orégano. También podemos encontrarla como Bramboračka.

 

Česneková Polévka: Sopa de ajo, papa, pimienta y perejil.

 

Ceská bramborová: Sopa de papa, zanahoria y champignón. También podemos encontrarla como Česnečka.

Kulajda: Sopa crema de papas, setas y huevo.

 

Zelnacka: Sopa de repollo agridulce y panceta.

 

Gulášová polévka: Es gulaš cocinado como sopa.

 

Gulášová polévka o sopa de goulash. La probé durante mi primera cena en Praga. En este caso los ingredientes estaban bastante licuados.

 

Entradas y snacks

 

Nakládaný hermelín: Es queso marinado en especias, cebolla y pimentón.

Hranolky: Papas fritas.

Pražská šunka: Jamón típico de Praga.

Tlačenka: Se trata de un preparado de cabeza de cerdo que se come con cebolla y pan. También conocido cono queso de cerdo o queso de cabeza.

Smažený sýr: Queso empanado frito (como una milanesa de queso) que se sirve con papas o alguna ensalada.

 

 

Postres y pastelería

 

Palačinky: Crepe relleno de mermelada de damasco. Puede ir acompañado de helado, nueces, salsa de chocolates o trocitos de fruta.

Kolache: Pastel o pan relleno de compota de frutas o queso.

Ovocné knedlíky: También llamadas en castellano frutas de pasta. Es pan relleno de fruta. Se suele rellenar de frutillas, damasco o ciruelas. Se sirve con queso o manteca.

Štrůdl: . Tarta o roll relleno de manzana, canela y nueces.

Medovník: Es un pastel en capaz cuyo ingrediente principal es la miel, y la crema de la cual está rellena suele ser de de manteca, leche condensada y nueces.

Trdelník: Aunque no califica exactamente como un postre, sino más bien como un snack dulce, no puedo dejar de mencionar esta comida tan típica de Praga. Se trata de un rulo de masa asado y cubierto con azucar, canela y nueces. Es realmente muy rico y ayuda a pasar los días fríos de recorrido por los mercados navideños de la ciudad. También se lo conoce como Skalicky Trdelník.

Skalicky Trdelník
Skalicky Trdelník comprado (y ya mordido) en un puesto de mercado en Isla Kampa. Ideal para comer caminando.

 

Vetrník: Es un profiterol relleno de crema y bañado en glaseado. Dicho así no atrae mucho pero es riquísimo. Dicen que los más ricos de la ciudad se comen en Cafe Savoy.

Vetrnik, tradicional de la pastelería de Praga.
Vetrnik, un riquísimo pastel relleno de crema de vainilla, ideal para el desayuno o la merienda. Se puede comer en varios cafés de Praga.

 

 

Tomar en Praga

 

Cerveza o Pivo

Praga se destaca por su producción de cerveza. En idioma checo se la llama Pivo. A lo largo de la historia de la ciudad se desarrollaron cervecerías con una gran calidad de producción. También se produce cerveza en los monasterios. La cerveza es una de las especialidades de Praga, y muchos dicen que es la mejor cerveza de Europa. Durante tu visita a Praga te recomiendo probar tanto la cerveza negra como la rubia. ¡Son cervezas muy ricas y fáciles de tomar!

Tanques de cerveza en el restaurante Pivnice Stupartska. Muchos restaurantes en Praga producen su propia cerveza.

 

Licores

Además de Pivo, otras bebidas tradicionales checas que deberías probar son la Medovina y la Becherovka.

Medovina: es hidromiel, una bebida alcohólica producto de la fermentación de agua y miel.

Becherovka: Esta bebida proviene de Karlovy Vary, otra ciudad de Chequia, y se bebe comunmente en Praga. Su nombre completo es Karlovarska Becherovka. Es un licor amargo de hiervas y especias. Te recomiendo provarlo y además comprar alguna botellita para llevar porque es un excelente souvenir de un viaje a Praga o a Karlovy Vary.

 

Otras bebidas imperdibles

Horká čokoláda: El tradicional chocolate checo es sumamente espeso y delicioso. Vale la pena probarlo en un día invernal; entrada en calor asegurada!

Vino caliente: Se consigue en los mercados navideños durante el invierno, y es costumbre en Praga. Se prepara con canela, clavo, limón y azúcar.

 

 

¿Viajaste a Praga y probaste platos típicos? ¿Qué plato te gustó más? ¿Te parece que falta algo en esta lista?

Pronto, no te pierdas mi recomendación de los mejores restaurantes para comer en Praga.

 

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *