Mucho mundo

 

Guido viaja desde hace más de 20 años. Es un viajero que no proyectó serlo; viaja, desde siempre, por trabajo. Empezó desde muy joven viajando como camarógrafo. Hoy es Director y Productor Audiovisual; dirige y produce series documentales. En este lapso de tiempo creció en la profesión y también como viajero. Sus historias son atrapantes y van tomando un tinte diferente con los años. Ya no habla desde la fascinación de un viajero de 20 años, y sin embargo, la fascinación nunca se fue. De eso se trata todo esto. Cuando Guido habla de sus viajes, el relato se torna un guión; no puede evitar hablar en imágenes, ni quiere. 

 

A continuación, Guido te cuenta algo acerca de qué le pasa con los viajes…

 

A mí me gusta mucho viajar… a pesar de que sufro. Tenés la posibilidad de cambiar de estado. Podés hacerlo. Podés tener toda la experiencia, haber dado la vuelta al mundo, y si no perdiste la capacidad de sorprenderte, todos los viajes van a ser geniales.

A medida que me hago más grande voy teniendo un pensamiento más fuerte con respecto a que todo lo que nos pasa tiene que ver con el contexto en el que fuimos criados, la cultura que hemos recibido y a la que hemos tenido acceso; la cultura cercana.

Tenemos más o menos problemas de acuerdo a la óptica pequeña que tenemos en este lugar del mundo; en Occidente. No tanto en esta ciudad ni en este país, incluso en este continente, aunque las diferencias son un montón dentro de este continente, pero digo; En occidente tenemos estos problemas.

Hay un mundo en otro lado!… que no tiene los mismos problemas que nosotros… que tiene otros problemas, y que si tuviese nuestros problemas los encararía diferente, como nosotros podemos llegar a encarar distinto los problemas que ellos tienen. ¿Cómo me doy cuenta de esto y cómo puedo hacerme el sabio diciendo esta estupidez? Porque estuve del otro lado del mundo.

 

"¿Cómo me doy cuenta de esto y cómo puedo hacerme el sabio diciendo esta estupidez? Porque estuve del otro lado del mundo."
“¿Cómo me doy cuenta de esto y cómo puedo hacerme el sabio diciendo esta estupidez? Porque estuve del otro lado del mundo.”

 

Entonces, es muy importante, muy interesante, que vos tengas la sensibilidad o las ganas de que eso te entre. Porque vos podes verlo y no tener ninguna necesidad de confrontarte a esas ideas, y bueno, quedan ahí. Estuviste en un hotel, fuiste de acá a allá y se terminó el tema.

Ahora, si vos te pusiste un poco a ver qué le pasa a esta gente, cómo viven, por qué toman la vida de tal manera… un poquito, un poquito así… no tenés que hacer un análisis sociológico;  eso te cambia. Cuando volvés sos el mismo, pero hay una pequeña parte que cambió. Algo cambió. Vos viajaste y volviste. Estuviste en otro huso horario, viviste con otros horarios. Tuviste que incorporarte a esa ola porque si no, te expulsa.

 

"Cuando volvés sos el mismo, pero hay una pequeña parte que cambió. Algo cambió. Vos viajaste y volviste."
“Cuando volvés sos el mismo, pero hay una pequeña parte que cambió. Algo cambió. Vos viajaste y volviste.”

 

Vos decís: ¨Yo como a las 10 de la noche¨  Te vas de viaje y decís ¨A mi no me cambia nada, yo como a las 10 de la noche¨ Bueno, a ver, intentá comer a las 10 de la noche en, no sé, Shanghai. En Londres. No comés. No te queda otra que entrar, porque si no entrás, sos expulsado inmediatamente.

Tenés ese ejercicio pendiente. Hay quien se quiere entregar y quien no quiere hacerlo. Depende de lo que uno va a hacer. A veces uno en las vacaciones no se conecta. Yo me conecto por trabajar, me conecto porque tengo que hacer un documental, entonces el documental me obliga a tener que tratar de entablar una relación con el espacio y tiempo en que vivo. Hay un montón de cuestiones que tengo que habilitar, y deshabilitar otras. Es interesante. Es muy interesante eso.

 

 

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *